Se ha convertido en una de las noticias de cabecera de los últimos días, en una tremenda bola de nieve que ha desbordados los cauces de lo musical para dar pie a todo tipo de oportunismos y vendetas políticas, tratamientos sensacionalistas en medios y alguna que otra conversación de barra de bar. El músico norteamericano Matisyahu finalmente ha sido invitado de nuevo a participar en el festival Rototom 2015. Así lo ha anunciado la organización del festival que se celebra esta semana en Benicassim y que está especializado en reggae y otros sonidos hermanos.

El comunicado de la Organización del evento pide disculpas por lo acaecido y da marcha atrás en la decisión de excluir a Matisyahu del evento por manifestaciones que hizo en el pasado mostrando sintonía con las políticas más duras de Israel en el conflicto con Palestina. follow site “El Rototom rechaza el antisemitismo y cualquier tipo de discriminación religiosa, respetamos a la comunidad judía y pedimos públicamente disculpas por lo sucedido” explica la Organización en su comunicado, que continúa… buy Maxalt cheap “El Rototom reconoce su equivocación, fruto del boicot y de la campaña de presiones, amenazas y coacciones promovidas por BDS País Valencià al considerar que podían alterar gravemente el normal funcionamiento del festival, lo que impidió gestionar la situación con lucidez”.

Todo este asunto comenzó cuando la organización BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel) comenzó a ejercer presión sobre el festival y sus colaboradores exigiendo la cancelación del concierto de Matisyahu por los motivos antes explicados. Mierntras hasta cinco artistas del festival apoyaban el boicot renunciando a actuar, Rototom pidió explicaciones  al artista y, al no recibir su condena explícita sobre determinadas políticas del Gobierno de Israel, decidió cancelar su actuación.

Pero si hasta entonces todo este conflicto había generado bastante ruido, no fue nada en comparación con la que se le vino encima a la Organización al anunciar que Matisyahu no tocaría en Rototom: acusaciones de antisemitismo, denuncia de Manos Limpias por “coacciones” al músico, tratamiento mediático de cabecera y los principales líderes políticos de nuestro país manifestándose en favor o en contra del festival.