http://ciao-ciao.co.uk/author/admin/page/2 M.O.R. es de esas bandas que gustan buscar vida más allá de los sonidos terrestres. Desde hace poco más de un año  Juan Antonio Mateos (guitarra y voces) y Ernie Rodríguez (batería) llevan ensamblando en el Puerto de Santa María una nave que les permita viajar por ese espacio exterior. A la misión se le unieron Tamara Díaz (teclados y percusiones), Álvaro Marabot (guitarra) y Jose Luis De la Vega (bajo) y el resultado es http://mmma.org.uk/complete-hydraulic-system-punching-shearing/ “The Magic Boooom!!!”, su debut. Sobre el papel podía sugerir una nueva singladura de pop espacial con tintes inorgánicos. Pero no, hay vida en M.O.R. más allá de Arcade Fire, Animal Collective o The Flaming Lips. Sus canciones se deslizan por la galaxia sónica como cometas de largas colas augurando momentos de felicidad o grandes catástrofes. Un viaje, que ellos mismos nos presentan etapa a etapa. 3,2,1… Ignición!

buy provigil overnight shipping Bye Bye Earth. Comienza con una gran ovación que sirve como pistoletazo de salida del viaje espacial. El tema tiene un halo dramático pero también épico. Las texturas de acústicas se mezclan con sonidos de leads gruesos que marcan el leitmotiv del tema. Para la parte instrumental decidimos utilizar un recurso algo arriesgado usando un sonido cercano al clavicordio, inspirados en el “In my life” de los Beatles.

Satellites. Sobre la primera visita a los Satélites artificiales terrestres. Se trata de un tema basado en un riff de bajo. Mediante Fuzz, compresión y modulación conseguimos un sonido de bajo demoledor. A partir de esta línea añadimos capas de los demás instrumentos. La voz esta tratada también con distorsiones y concebida como un instrumento más haciendo una línea melódica secundaria.

Up Shaka Ohm. La canción evoca un paisaje desértico en un planeta desconocido. Para nosotros los Up Shaka Ohm son la tribu que habita este planeta. En esta ocasión es también la línea de bajo la que sirve de soporte a todo el entramado instrumental. Las acústicas marcan los distintos cortes sobre un mantra creado con ebows. El final del tema recrea la persecución y huida del planeta mediante redobles de caja, gritos de megáfono y sintes locos.

Reno kids. Los Reno Kids son niños con cuernos de reno. A diferencia de los Up Shaka Ohm, son buenos anfitriones y se oyen sus cánticos a lo largo del tema. El tema comienza con fuegos artificiales y una intro de piano. La peculiaridad de este tema es que no tiene bajo. La estrofa camina sobre un ritmo de batería sincopado, marcado por acústicas más lineales. Se trata de uno de los momentos más épicos del disco.

My Copy. Esta canción está construida a partir de una toma de guitarra y voz de guía, que finalmente son las que se oyen en la versión definitiva. Es un tema algo diferente al resto del disco, un sonido más sobrio y serio. La voz y guitarra rítmica se grabaron en la misma pista, que fue pasada a través de un amplificador a válvulas… el resultado es un sonido medioso y distorsionado.

Hold me. Es el tema más íntimo del disco. Dentro de nuestra historia espacial, nos lo imaginamos como un tema sobre la soledad y melancolía. A partir de la línea de bajo construimos el tema usando vueltas impares de 7 compases. Esto crea un ambiente extraño que se hace más dramático con la suma de un arreglo de guitarra española. En la parte central de la canción creamos varias capas de sonidos de bolsas, respiraciones…para dar suspense y algo de oxígeno. En la parte final se pueden oír algunos efectos creados con pedal steel y delays.

Running Nude. Otro paisaje planetario con cuervos y gigantes que corren desnudos. El comienzo tiene un concepto algo sinfónico con cortes de platos que sirven de preludio. Los cimientos del tema lo forman una base rítmica pegadiza con un groove de bajo muy repetitivo. Toda la canción está en tonalidad Mi, siendo un juego de menores y mayores el que marca la única variación armónica. El tema está salpicado de diversos elementos percusivos como palmas, cajas…En el final vuelve la parte épica de la intro para terminar en un riff con un sonido inspirado en el Stoner.

Starship #9. Quizás el tema más experimental del disco. Una línea de bajo free es la protagonista del tema. El concepto compositivo del tema es una polirritmia entre los distintos elementos. Por debajo de los patrones rítmicos de batería y bajo se mezclan sonidos de elementos muy alejados de los sonidos electrónicos como cuerdas, cascabeles, campanas… esta “deconstrucción” da paso a un sonido más abierto y con sustancia en los estribillos.

Phase and Soul. Phase and Soul se desarrolla sobre un colchón de batería y arpegios de guitarra acústica. La canción camina con un ritmo lineal evocando un paisaje sonoro desértico. El final instrumental marca el clímax del tema y posiblemente del disco.

Boooooom!!!. La gran explosión final marca el final del viaje. Boooooom!!! Es quizás la canción más inmediata del disco. Se trata de un tema guitarrero y muy melódico adornado con sonidos de sinte que envuelven el tema y lo hacen más psicodélico. La batería es muy enérgica y los patrones de redobles recuerdan a sonidos más propios de los 90.

Fighting The rough men. Tras lo que parece el final catastrófico de esta historia con la gran explosión, aparece Fighting The rough men. Esta canción apareció de forma fortuita e imprevisible cuando ya habíamos dado forma a todo el repertorio del disco. Se trata de una especie de “continuará…” dentro de la línea argumental que hemos seguido. Como anécdota, decir que apareció accidentalmente a partir de un error técnico con otro tema. Esta canción está construida a partir de otro tema, ralentizando la velocidad a la mitad de tempo. El resultado es un sonido pesado y arrastrado. A partir de este error construimos el resto de capas de instrumentos para finalmente introducir las voces lejanas que se oyen durante el desarrollo del tema.