El festival Rencontres Transmusicales de Rennes, considerado el ‘escaparate europeo’, celebrará su edición 37 del 2 al 6 de diciembre con Sau Poler y Marc Piñol en sus filas. Además, un centenar de actuaciones y un porrón de nacionalidades: Vintage Trouble (USA), Georgia (GB) o Girls, Girls, Girls (FR).

Cuando Mati Klarwein (Hamburgo, 1932) huyó de los nazis y se estableció en Palestina –donde creció entre tres culturas; judía, cristiana y musulmana–, poco imaginaba que conocería algo más chocante que esa amalgama de ortodoxia. Pero sí, en 1950 descubrió, en París, el surrealismo. Dalí, Buñuel y los existencialistas. Su apertura de mente le llevó a Nueva York en 1964, donde en los 1970 ilustraría parte de la subcultura musical estadounidense: “Bitches Brew” de Miles Davis o “Abraxas” de Santana. Ahora, 40 años después, y en su 37 edición (¡nada menos!), el Rencontres Transmusicales de Rennes recupera la figura de este intrépido. Y lo hace para poner sobre la mesa a otros centenar de aventureros, los que componen el cartel de la muestra musical francesa; ‘showcases’ para todos del 2 al 6 de diciembre.

Si por algo ha trascendido el Trans a lo largo de estos más de 30 años ha sido por dar un empujón a los inquietos: Justice, MGMT, Jamie Woon, Calvin Harris, The Rapture… Son sólo algunos de los nombres que en su día se subieron a los escenarios del Trans, ahora situados a las afueras de Rennes en unos majestuosos hangares. Este año no será diferente y ofrecerá otro tantos bolos de artistas bien variados (ya se ha presentado la totalidad del cartel): Selvagem (Brasil), Louise Roam (Francia), Kosmo Pilot (Francia), London O’Connor (EEUU) o los ya citados, puro revival soul, Vintage Trouble (EEUU).

El Transmusicales cuenta con escenarios especializados para no perder detalle (orden entre el caos): músicas del mundo, bandas de guitarras y electrónica. En esta última categoría se emplearan los representantes patrios en el cartel: destacada presencia de la electrónica catalana en el festival. Por un lado, el Dj Marc Piñol pondrá sobre la mesa toda su experiencia en la noche barcelonesa. Y, por otro, Sau Poler ejercerá de alocado Mati Klarwein, dando buena muestra de que, la vanguardia, no fue sólo propiedad de los años 70.