Presentan su debut, “Patience”, en la zaragozana La Casa del Loco. Será este viernes tras haber tocado el pasado día 10 en La Palma de Madrid. Seguirán de nuevo en la capital, en la Siroco, el 1 de octubre. Una de las citas importantes la tienen el 29 de octubre concursando en el Villa de Bilbao. Bajo estas líneas puedes leer parte de la entrevista mantenida por nuestro compañero Pablo Ferrer con ellos. La versión completa está disponible en los contenidos aragoneses de papel del MondoSonoro de septiembre.

Un grupo cambió de nombre y cuatro músicos JASP (Jòvenes Aunque Sobradamente Preparados: revivamos este anacronismo molón) acometieron una aventura que tardó más de la cuenta en materializarse por los estudios de grabación. Tocó imitar al famoso Job. Al final, valió la pena: el resultado está entre lo mejorcito que se ha hecho en Aragón en los últimos años.

Guillermo Sinnerman está metido en muchos fregados, un hecho que se le recuerda a menudo. Siempre responde lo mismo: es cuestión de organizarse. Voz y guitarra de The Fire Tornados, el proyecto que inició como dúo junto al batería Juan García en 2012, el joven músico aragonés tuvo que lidiar con algunos problemas inesperados para dar salida a ‘Patience’, primera referencia discográfica de la banda. Por suerte, habemus final feliz. “Ha sido año y medio largo: a veces, el asunto resultaba ya desalentador –apunta Guillermo- por los problemas ajenos al grupo que nos impedían avanzar. El disco estaba listo para entrar a grabar desde finales de 2013, arrancamos en enero de 2014 y llegó el primer parón, que luego se alargó muchísimo. Por eso pega lo de ‘Patience’ para nombre del disco, además de que nos gusta, claro”.

Dentro hay nueve temas filosos, garajeros, que pasan del aullido al himno o la plegaria, con piezas como ‘No Way’ –la más coreada en los bolos-, ‘Locked In’ o ‘I Know What I Want’ entre las perlas más relucientes del trabajo editado por Wild Lion. El 50% de Los Bengala y miembro activo de los Faith Keepers encuentra enriquecedor el asunto de desdoblarse en distintos proyectos y estilos, algo que comparte con todos sus compañeros de aventura: Guillermo Esteban, Alberto Solobera y el mentado Juan García. “Personalmente, la música negra es una escuela, el blues y el soul, ha pasado a formar parte de mí y sale afuera a la hora de componer. The Fire Tornados es evidentemente rock, pero el blues y el soul están ahí, se combina con lo áspero y agresivo del garaje. Nos gusta formar un puzzle propio puzzle, mezcla de mezcla de mezcla. Estamos muy contentos, cada uno aporta su forma de tocar y de entender la música, y el rock&roll es nuestro punto de encuentro, el lugar en el que los cuatro estamos cómodos”.