Si te excita pensar en una furgoneta llena de músicos y una larga carretera por delante, la poesía estética de Frank Miller, las guitarras sucias, el hype y los estribillos, The Bohicas es tu grupo. El cuarteto londinense presenta su debut “The Making Of” (Domino/Music As Usual, 15) y anuncian gira española para octubre: Madrid (día 23, Moby Dick) y Barcelona (día 24, Razzmatazz).

Todo el mundo habla de ellos. Y si has sido lo suficientemente previsor, ya les habrás visto a su paso por el Primavera Sound, antes incluso de que publicaran su debut “The Making Of”. Rock urgente, estribillos pegadizos, actitud y todos esos elementos que pueden hacer que este sea tu nuevo grupo preferido o que te sientas demasiado mayor para ellos. “Sólo hacemos lo que nuestras bandas preferidas han hecho antes que nosotros, como The Strokes o Black Rebel Motorcycle Club”, comenta entusiasmado Dominic McGuinness, líder del grupo y hermano del cantautor Eugene McGuinness. Algunos pensarán que tienen la profundidad de un plato sopero o bien que el disco suena demasiado parecido, sin embargo parecen tener claro lo que hacen. “Hemos creado algo que estábamos destinados a hacer. Y suena fresco y único. Prestamos atención a las letras, porque son las responsables de que el rock’n’roll sea bueno”.

“Para mí, ser músico lo es todo porque es la única cosa que se me da bien”.

Fue hace ya dos años cuando el todopoderoso sello molón Domino se fijó en ellos. “Han sido muy pacientes con nosotros. Han esperado a que nuestros directos y las letras mejoraran. Toman decisiones sabias donde nosotros no podríamos”, afirma emocionado. ¿Qué se siente siendo los nuevos niños mimados de la escena? “Para mí, ser músico lo es todo porque es la única cosa que se me da bien. Y porque odio tener un jefe. Así que en lugar de trabajar, me encerré en el sótano en casa de mis padres a componer como un loco hasta que a alguien le importó lo que hacía”, comenta McGuinness entre risas. “Sé que soy buen músico, y no me siento tan vulnerable como en otros trabajos. Si lo soy o no, no me toca a mi juzgarlo, pero es cómo me siento”. Partidario de expresar sus sentimientos, sus letras están influidas por el trabajo de escritores como Émile Zola y Oscar Wilde o el universo del dibujante y guionista Frank Miller. “Los movimientos opuestos son los que generan algo nuevo. Delicado frente a duro, como en ‘Only You’, en la que la música es brillante y alegre, pero el resto es un caos”. Contradicciones que añaden profundidad a una propuesta busca hacerse con su propio lugar en el mundo.