En el corazón de la Cataluña rural, en uno de los pueblos más bonitos de nuestro territorio, hay un diamante en bruto por pulir que responde al nombre de Matthew Mc Daid. Su primer Ep “Crowded By Silence” (Fourni, 15) justifica cualquier loa y nos advierte que habrá que estar muy atentos a su próxima jugada.

Antes de que llegara el verano, quiso la casualidad que diera con una actuación de este joven irlandés en la sala Heliogábal de Barcelona que me dejó totalmente hipnotizado. Canciones delicadas como “Cables And Plugs” o “Captain Without A Boat”, con ese punto de romanticismo de delicados arreglos de cuerdas y piano que arropaban con dulzura la acústica y la magnífica voz de su protagonista, me recordaban la propuesta de dos paisanos, uno de cuna y otro de adopción: Damien Rice o Xavi Alías. Pura ambrosía para los oídos más refinados que surgía con pasmosa fluidez desde el escenario. Había una explicación para ello. Matthew McDaid se ha hecho músico tocando en la calle versiones de artistas como Glen Hansard, Ben Harper o el propio Rice. Lo hacía ante los turistas para ganarse unas monedas en Rupit, pueblo al que llegó hace una década con su familia cuando contaba con once años de edad. “Recomiendo a todos los que no tienen confianza en ellos mismos, o que pasan mucho nervios sobre el escenario, que se pongan a tocar en la calle y sufran lo que significa que la gente te ignore. Ya verán como lo único que ganarán son cosas positivas como una mayor confianza en lo que haces”. De interpretar versiones de otros pronto pasaría a componer material propio y a dar rienda suelta a sus obsesiones en unos temas de carácter muy íntimo y con un punto de envolvente negritud. “En mis canciones no hay un único hilo conductor entre ellas, aunque sí tienen cierta cosa en común, y es que suelen hablar del reto. Muchas son para motivarme, en una especie de psicología por motivación. De cómo para lograr conseguir el objetivo que me marco, aunque el camino esté lleno de dificultades, tengo que llegar como sea. Otras hablan de relaciones hayan acabado bien o mal, y también hay cartas que escribo a otras personas para intentar ayudarlas a no desviarse de su camino”. Ahora solamente cabe esperar su debut en un largo en el que además promete alguna que otra sorpresa. “Entre mis nuevas composiciones hay temas más íntimos con la guitarra acústica, pero también hay temas un poco más eléctricos. Tengo ganas de coger más confianza con la guitarra eléctrica para hacer algo diferente y experimentar un poco a la hora de buscar un sonido. Es lo que creo que le falta a este primer Ep. Le falta un sonido. Le falta una esencia, un toque de alma que hemos de acabar por encontrar”.

Y como cierre no te pierdas esta magnífica versión acústica que el propio Matthew interpretó en la redacción de MondoSonoro Barcelona de su tema “Cables And Plugs”. No se nos ocurre mejor tarjeta de presentación que esta.