MondoSonoro Libros

Marc Bell es más conocido por su nombre de guerra, Marky Ramone, el último superviviente de uno de los iconos del rock macarra, urbano y (ups) sensible. Por la alineación titular de Ramones baterías han pasado muchos, pero ninguno como él. Su testimonio de lo que significó formar parte de la banda de punk más influyente de la historia se une así al de los difuntos Johnny (“Commando”, publicado por Malpaso en castellano) y Dee Dee (Lobotomy: Surviving The Ramones”, todavía inédito en España).

Tal vez su papel en la banda haya sido infinitamente más secundario que el de Johny y Dee Dee, pero precisamente por ello su forma de interpretar la increíble historia de los Ramones parece mucho más equilibrada y justa, más cercana a la del espectador privilegiado que asiste al desarrollo de los acontecimientos desde dentro, sin demasiadas cuentas pendientes que saldar con nadie. Aunque las preferencias y lealtades de Marky quedan claras: el sensible Joey y su compañero de tropelías Dee Dee.

Además, sorprende la habilidad narrativa del neoyorquino (con la ayuda del periodista Rich Herschlag, cierto es) de la que un buen ejemplo son las páginas de arranque contando la anécdota que acabó con un coche ardiendo en la autopista y el batería llegando por los pelos y en olor de multitudes a tocar al concierto: respira el aliento de la mejor comedia negra y el noir macarra.