MondoSonoro Libros

   

Por fin aparece en castellano la autobiografía de uno de los mejores músicos, compositores y guitarristas de la historia de la música. Curiosamente se edita ahora en castellano, veinticinco años después de su edición original y justo cuando el diciembre pasado se cumplían veintiún años de su fallecimiento y setenta y cuatro del nacimiento de este genio.

Aunque me confieso fan y me gusta “casi toda” su música (y hay que explicar que abarca estilos tan dispares como el rock&roll, el doo-wop, la psicodelia, el jazz, la música de vanguardia, la clásica, etc.), estoy de acuerdo en que entrar en su magna obra (más de cien discos editados) puede ser hasta problemático. Sin embargo la lectura de está original autobiografía se antoja el método perfecto para conocer a este incomparable artista. Y es que por encima de todo, este cuidado libro resulta divertido, crítico, irreverente y hasta te hace reflexionar sobre infinidad de cuestiones, tanto morales como políticas. Fíjense como empieza: “No me apetece escribir un libro, pero, aún y así, voy a hacerlo porque me va a ayudar Peter Occhiogrosso. Es escritor y le gustan los libros. Incluso se los lee. Me parece bien que todavía se escriban libros, pero a mi me dan sueño. Uno de los motivos de meterme en esto es la proliferación de libros estúpidos que, por lo visto, hablan sobre mí. Pensé que debería haber al menos UNO que tratase temas reales”.

Pero advierto que su libro no da sueño, todo lo contrario, sus vivencias y reflexiones son de los más ameno. Zappa era un gran narrador y lo hacía sin cortapisas, además era elocuente y gran polémico.
En el libro narra de forma única su niñez (aficionado a construir explosivos), su educación, su evolución musical, sus ataques a la reaccionaria moralidad, sus juicios en defensa de la creatividad de los músicos y de su libertad de expresión, del peligro de la no separación entre Iglesia y Estado o del intervencionismo de este último. También describe de forma divertida sus encuentros, o desencuentros, con músicos, personajes famosos o políticos como John Wayne, Jimi Hendrix, Lenny Bruce, Alice Cooper, Al Gore…). Incluso se avanzó a internet al idear la venta de música por suscripción, usando la televisión por cable. Este agitador de conciencias pero antiautoritario, criticó casi todo y a casi todos, pero razonándolo.

Y encontramos momentos especialmente memorables, como su “antropología de la banda de rock and roll”, donde describe de forma satírica cada uno de los músicos por su instrumento. O una de sus frases célebres dedicadas al periodismo del rock (dedicado sobre todo a sus compatriotas): “Gente que no sabe escribir, entrevistando a gente que no sabe pensar, con la intención de confeccionar artículos para gente que no sabe leer”. O esta otra sobre sus compañeros de profesión: “Todos los músicos que conozco se metieron lo que ganaron por la nariz. Yo me lo metí por las orejas”. Ya lo veis, Zappa siempre haciendo amigos.

Felicitaciones a Malpaso por la cuidada edición de este libro y a sus traductores, que revelan que, por expreso deseo de la familia Zappa, se conserva la forma en que fue escrito, o sea la tipografía y sus excelentes y explícitas ilustraciones, que recuerdan a Robert Crumb, y que adornan cada capítulo. Imprescindible.