MondoSonoro Discos

Tras click “Fear Fun”, Joshua Tillman golpea de nuevo con su segundo disco bajo el nombre de Father John Misty, tinidazole shipped overnight delivery “I Love You, Honeybear”. ¿Alguien dijo folk? Al contrario. El pasado como batería de Fleet Foxes es casi anecdótico y en esta entrega lanza dardos cargados de ironía, cinismo y amor.

Su alter ego (creado en 2012, tras varios años publicando como J. Tillman) se erige como un crooner pasivo agresivo, que flirtea con el uso y abuso de sustancias, el sexo y profesa religiones varias. Once canciones que caminan pisando la sombra de Harry Nilson o de un Lennon en solitario.

Su magia reside en las letras, mordaces, genuinas, cargadas de sorna, pero también de un entendimiento del amor que va más allá de los finales felices y del azúcar, como “When You Are Smiling And Astride Me”, con ese aire Lionel Richie. Tillman intercambia diálogos al borde del desquicio y de ilusión, consigo mismo, con su alter ego y con cualquiera que se cruce en su camino.

Once piezas en las que priman los arreglos, construyendo temas individuales, que se valen de violines (“Strange Encounter”), metales con gusto por el jazz, sintetizadores (“True Affection”) e incluso una banda de mariachis para la emocionante “Chateau Lobby #4”. Las primeras impresiones pueden resultar erróneas, ya que puede parecer un disco mucho más tranquilo que su antecesor e incluso algo monótono en cuanto a ritmo.

Toca sentarse con una copa de whisky, acariciarse una barba imaginaria y soltar un sonoro suspiro mientras se aprecian los rincones humeantes de “I Love You, Honeybear”.

MÁS SOBRE FATHER JOHN MISTY
  • Anónimo

    Que maravilla de disco !!!