En una maravillosa reserva de la biosfera llamada Urdaibai y mas concretamente en el pueblo de Mundaka (Bizkaia) se encuentra situada una nueva apuesta musical y gastronómica llamada Mundaka Festival. En la que también se encuentra el surf y la naturaleza como maridajes perfectos para disfrutar de unos días completos en todos los aspectos. Un evento amable y respetuoso con el medio ambiente que cuenta con actividades tanto diurnas como nocturnas y para todas las edades.

Nosotros empezamos en Mundaka la tercera y última jornada de su primera edición por la mañana, sonriendo por el Sol que calentaba las terrazas frente al mar. Tanta belleza nos abrió el apetito y decidimos ir a dar una vuelta hasta el puerto de Bermeo -a unos minutos andando- donde nos pusimos al día con los pinchos típicos del pueblo. Estómagos llenos nos dignamos a salir a pasear por un entorno portuario imponente y bello mientras volvíamos a Mundaka andando. Allí nos recibieron con delicias de la gastronomía Vasca, más no se podría pedir a un festival que lo engloba todo, deporte, comida y música. Entrada la tarde, esperamos la apertura mirando cientos de niños darse baños en el puerto, escena que ninguno dejó de disfrutar y comentar con alegría, era un día radiante. Felices nos acreditamos y nos bebimos unas copas en el VIP con las mejores vistas para ver caer el Sol con amigos en el entorno perfecto para charlar de música, cine y literatura.
Y abrieron las puertas del Cielo…

El pistoletazo de salida lo dieron Smoke Idols, joven trío de Bilbao (fundados en 2010) con una carrera corta (un EP de 2013 y un disco debut homónimo de 2014). Smoke Idols presentan un directo de rock puramente anglosajón, con claras influencias por un lado de los pegadizos estribillos de brit pop y, por otro, de la psicodelia y las atmósferas de bandas como Pink Floyd.

Siguieron Peachy Joke, cuarteto tolosarra formado en 2006 por Lemy, Gere, Bop y Lou. Definen su “rock” como “un dualismo con forma de blues propio y pinceladas electrónicas y vanguardistas”. ¿Lo último? Ponerle banda sonora al nuevo anuncio de Wallapop para EE.UU. (con el tema “Money Matters”). En esta linea se presentarón y así lo ejecutaron, a pesar de sufrir algunos problemas técnicos. Bien por ellos.

Poco nuevo se puede decir a estas alturas de Echo & The Bunnymen… Con casi cuatro décadas de carrera, la banda de Liverpool se ha mantenido fiel a ese pop gótico y after punk garajero que ha ido plasmando a lo largo de su carrera: desde su debut con “Crocodiles” (1980) hasta “The Fountain (2009), pasando por el mítico “Ocean Rain” (1984), “Evergreen” (1997) o “Flowers” (2001). Lo más reciente ha sido Meteorites en 2014, su duodécimo álbum, del que tocarón algún tema como ̈Over the wall ̈. Aunque los de Ian McCulloch (único miembro permanente del grupo -a las voces- junto a Will Sergeant -guitarra-) repasaron hits inmortales como “The Back Of Love”, “The Cutter”, “The Killing Moon”, “Seven Seas”, “Bring On The Dancing Horses” o “Lips Like Sugar” y también tocaron otros como con los que pusieron un broche de oro al ultimo día del Mundaka Festival. Estuvieron sobre el escenario una hora y quince minutos aproximadamente, donde las canciones sonaban perfectas, 13 temas mas una version de The Doors, sino me equivoco. Un sonido fabuloso, una noche estupenda y un paisaje increíble completaban lo que empezaba a ser una noche de continuo gozo para los sentidos, una luna llena enorme sobre Mundaka iluminando nuestros bailes y coros con los de Liverpool. Al acabar queríamos mas, mucho mas.. gran aplauso para ellos, estuvieron impecables.

Echo_&_The_Bunnymen_Tom_Hagen

Y que decir de The Sonics…grandes, muy grandes estos pioneros del garage en los 60 en EE.UU. Con un generoso bis de 3 canciones y algo mas de 12 temas, The Sonics desprendieron una energía maravillosa a pesar la edad. Su carrera ha pasado por diversas reformaciones y parones y, en realidad, casi se puede decir que solo estuvieron en activo en los sesenta (periodo en el que publicaron 3 discos, destacando el debut de 1965, “Here Are The Sonics”).
Reaparecieron en 2007 (menteniéndose Larry al frente, aún secundado por dos miembros orginales: Gerry Roslie y Rob Lind), pero no ha sido hasta este 2015 cuando han vuelto con material nuevo. “This Is The Sonics” (Revox, 2015) es su primer álbum en 35 años e incluye hits tan potentes como “Bad Betty”. Aunque la de Mundaka fue su actuación en primicia, resulto ser un chorreo de energía barbara, y aunque estuvo repleto de versiones el repertorio, esto no impidió que las caderas de todo el publico empezaran moverse.

The_Sonics_Tom_Hagen

Los getxotarras We Are Standard estuvieron en su línea, directos, con alma, y muchas ganas de fiesta. Así lo hacen ellos después de más de una década. Una perfecta propuesta para cerrar la primera edición de Mundaka Festival.
Nos costó despedirnos, la Luna iluminaba más que las farolas, la energía en el entorno era mágica y todos coincidíamos en una frase al unísono “esto debe repetirse”.