MondoSonoro Comics

       

A pesar de su juventud, el ciudadrealeño Esteban Hernández cuenta a sus espaldas con una obra sólida que alcanzó su momento de mayor éxito cuando recibió el premio al mejor fanzine del Salón del Cómic de Barcelona 2012. Usted es también el nombre de su propia editorial, que le ha permitido alternar la publicación en editoriales consolidadas como Planeta DeAgostini, Bang, Sins Entido o De Ponent y disfrutar de libertad de movimientos para poner en la calle sus trabajos más experimentales e introspectivos. Es el caso de “Nada”, un trabajo que sigue los pasos del también autoeditado “Spleen” (2013) a la hora de trazar un complejo perfil psicológico de los personajes al tiempo que realiza una pirueta narrativa de compleja resolución.

Que no nos engañe el grafismo caricaturesco, casi infantilizado de Hernández. Su peculiar concepción de la línea clara termina por convertirse por momentos en un laberinto gráfico acorde con el objetivo final de estas 84 páginas, que aspiran a representar a través de las acciones del protagonista el vacío existencial y la crisis de valores de toda una generación. Resultan claves en ese sentido las primeras viñetas de este álbum, en las que su protagonista (¿un alter ego del propio autor? ¿un joven que bien podría ser cada uno de nosotros?) reconoce que la falta de experiencias vitales extremas condiciona su discurso y vacía su relato. Un punto de partida para la peculiar historia de un hombre en lucha contra el vacío existencial. Loable empeño, empresa complicada…

nada-interior