Dice Phil Cunningham, componente de pleno derecho de New Order desde 2002, que la única directiva que el grupo se planteó a la hora de grabar su primer disco desde 2005 (nos negamos a considerar “Lost Sirens” como álbum de pleno derecho dentro de la discografía de la banda) era “hacer un álbum de baile”. Objetivo cumplido. “Music Complete” se publica oficialmente el día 25 de este mes de septiembre, y hasta entonces toda la información de ese disco se está llevando con muchísimo cuidado, hasta el punto de que a estas alturas tan sólo hemos podido escuchar un tema del mismo: “Restless”. Y aunque en nuestro número de septiembre, ya en la calle, incluimos una reseña del disco, hemos querido matar la espera con este detallado canción a canción que te ofrecemos a continuación y tras el que tendrás una idea bastante aproximada de cómo suena lo nuevo de la banda mancuniana por excelencia.

1.- “Restless” *****
El único tema del disco que hemos podido escuchar hasta el momento es un clásico medio tiempo de New Order, con Tom Chapman dibujando una línea de bajo que es puro Peter Hook. Un tema menor sobre todo para haber sido elegido como primer single, que perfectamente podría haber formado parte de cualquier disco de New Order de “Get Ready” en adelante, esto es, una canción que sería prescindible dentro de la etapa menos lustrosa de la banda. ¿Tal vez la jugada haya consistido en salir sin mostrar las mejores cartas…?

2.- “Singularity” ****
Es uno de los dos temas que produce el “Chemical Brother” Tom Rowlands y efectivamente deja su sello. Un sonido mucho más tecnificado y agresivo al que New Order nos tienen acostumbrados dominado por una base trotona. Se trata de un lavado de cara que llega con al menos una década de retraso para una canción que además adolece claramente del estribillo ganador marca de la casa. Y empezamos a impacientarnos…

3.- “Plastic” *******
Las primeras buenas noticias del disco las ofrece la intro tecnificada de este tema, que nos retrotrae a la etapa 1986-1989 de New Order, la nostalgia por la cyberdelia y el verano del amor. Casi treinta años más tarde vuelven a hacer aparición los coros por disco-divas (la mezcla de este tema corre a cargo de Richard X) y, sin llegar a ser un tema realmente memorable, sí que es cierto que “Plastic” recupera el espíritu de “Republic”, y hasta sube la puesta con un subidón instrumental hacia el minuto 5 de canción. Venga, va, empezamos a creer que este disco de reunión con polémica incluida puede tener sentido…

4.- “Tutti Frutti” ********
New Order llevaban desde su formación reivindicando el sonido italo-disco, pero como grupo nunca habían llegado a hacer un verdadero ejercicio de estilo en ese sentido. Una de las grandes curiosidades y uno de los temas más acertados también de “Music Complete” es “Tutti Frutti”, inmersión de los de Manchester en la estética italo-disco que incluye al principio y final del tema de un recitado en italiano al más puro estilo Pino D’Angio y largas transiciones instrumentales con cuerdas sintetizadas. En el estribillo, puro New Order, se plagian a sí mismos, con Elly Jackson (La Roux) respondiéndole a Bernard…

5.- “People On The High Line” *******
Y, casi sin ofrecer un segundo de descanso, Elly Jackson se suma también a la fiesta de “People On The High Line“, un tema marcado por la ortodoxia funk-house, con arreglo de piano y palmas tal y como marcan los cánones, y recta final con puente a lo “Fine Time”. Aunque llevemos unos cuantos temas sin  noticias de uno de los elementos característicos de New Order a lo largo de su carrera, las poderosas a la vez que evocadoras líneas de bajo, definitivamente a estas alturas del disco ya hemos despegado…

6.- “Stray Dog” *******
Otra de las curiosidades de “Music Complete”. Se trata de un instrumental que Stephen y Gillian prepararon en su estudio-granja de Cheshire y presentaron al resto de la banda, un tema que entiende la electrónica-kraut-rock tal y como Primal Scream lo hacían en sus mejores años. Bernard escribió un texto muy literario, de aires góticos, pero a la hora de la verdad no sentía a gusto cantándolo y decidió proponérselo a Iggy Pop, con quien había coincidido recientemente en un concierto benéfico. Iggy aceptó el desafío y aporta su cavernosa voz a esta suerte de tenebroso y cinematográfico ejercicio de spoken word musicado que, no sé muy bien por qué, me trae a la cabeza las imágenes de “Carretera perdida”.

7.- “Academic” ******
Vendría a ser algo así como el reverso de “Restless” en la cara b de disco, un tema más en la línea de los últimos discos de la banda, con protagonismo de las acústicas y un estribillo resultón. Respiro, y una canción destinada a engordar repertorio y dar paso a otros momentos álgidos en los conciertos.

8.- “Nothing But A Fool” *********
Arranca con un leve rasgueo cercano al blues para elevarse y situarse a la altura de los grandes temas emo-pop de la historia del grupo, en esta ocasión apoyado por ese tímido arranque de línea de bajo y elevado por unos arreglos de cuerda sintetizada que llevan el estribillo a lo más alto, apoyado por unos coros femeninos en la línea de “World (The Price Of Love)”. Si había alguna duda de que New Order estaban de vuelta un tema como “Nothing But A Fool”, en su aparente sencillez, las disipa totalmente. No sólo hay ecos de “Technique” en este disco: los casi 8 minutos de “Nothing But A Fool” aluden al arranque y final de “Power Corruption & Lies”, esto es, palabras mayores. ¡Qué grande eres Stephen Morris!

9.- “Unlearn This Hatred” ****
Otra vez hace aparición Tom Rowlands llevándose el tema a su terreno con una capa de chapa y pintura electrónica bastante tosca y transiciones un poco forzadas. Menos mal que el cincuenta por ciento de The Chemical Brothers no ha terminado produciendo todo el disco… La letra parece un recadito bastante evidente a Peter Hook. Haya paz…

10.- “The Game” *****
Otro tema que perfectamente podría haber engordando sus discos desde “Republic” en adelante: formas electrónicas y espíritu pop violentado por un furioso solo de guitarra (bastante hortera, todo hay que decirlo) en la recta final, para una canción-argamasa.

11.- “Superheated” *********
Junto a “Nothing But A Fool” la gran joya pop de este disco, aunque en este caso propulsado por una dinámica base electrónica (produce Stuart Price, y se nota) y rematada por un emocionante dueto entre Bernard y Brandon Flowers (The Killers). Nunca pensé que una canción interpretada por Flowers pudiera ser emocionante, y hasta en ese sentido este disco rompe esquemas.
El mejor broche posible para un disco que con sus sombras de alguna forma resume una carrera y que en su globalidad es lo mejor que New Order han publicado en 25 años.