Los barceloneses Standstill han sido en dos ocasiones Mejor Disco del Año para nuestra publicación. Su trayectoria ha corrido bastante en paralelo a la nuestra y siempre hemos tenido espacio para entrevistarles, reseñar sus discos y escribir sobre sus conciertos.
Ahora ha llegado el momento del adiós. La banda se separará definitivamente en unos pocos días tras ofrecer dos conciertos que se intuyen muy especiales en Barcelona (Sala Apolo, 1 y 3 de octubre).

Ahora bien, a modo de homenaje, vamos a dejar que sean otros músicos quienes den su punto de vista sobre la banda que ha firmado discos tan imprescindibles como “The Ionic Spell”, “Memories Collector”, “Vivalaguerra” o “Adelante Bonaparte”. Y son muchos quienes han aceptado dar su opinión más personal sobre la banda. Aquí tenéis las respuestas de los músicos a nuestras dos primeras preguntas.

Standstill lo dejan. Ahora solamente quedan dos conciertos en Barcelona y dirán adiós. ¿Qué opinión tienes del grupo?

(Eric Fuentes, The Unfinished Sympathy) Los Standstill que viví con intensidad, admiración e implicación fueron los de “The Ionic Spell” y “Memories Collector”. Siempre he pensado que eran especialmente hábiles en gestionar los tempos rápidos, los pasajes ultra-intensos y los momentos de caos controlado sobre el escenario. Y esos conciertos en que Enric hipnotizaba al público con sus bailes y mantras furiosos, en que Piti se abría en canal para exorcizar su agresividad interna, en que Carlotto te seducía con las maravillas que hacían sus dedos, en que Elías parecía que se abriría la cabeza de un momento a otro (consiguiéndolo muchas veces) y, ahí detrás, Ricky, que mientras parecía que estaba pensando en qué se cocinaría para cenar o en lo reconfortante que acababa de ser su siesta, te partía la cintura sin piedad con sus baquetas, continuarán siendo momentos fantásticos de una época que viví desde la primera fila y sin burladero.

(Rj Sinclair, Tokyo Sex Destruction) Es un poco complicado opinar sobre una banda de la que has sido fan, a la vez que amigos y practicamente familia. Han sido muchos años compartiendo vivencias y experiencias, tanto como grupo como con sus miembros. Siempre que alguna banda lo deja es triste, por suerte he podido conocerlos también como personas desde casi el principio y es algo de lo que me siento orgulloso.

(Marc Gili, Dorian) Sin duda una de las bandas que mejor y más eficazmente han sabido evolucionar desde su inicios.

(Jorge Fuertes, We Are Standard) Les tengo personalmente en muy alta estima. Creo que han sido siempre atrevidos, inquietos y han mantenido siempre el hambre de cambio que es algo a admirar en cualquier artista. Sí, les considero unos artistas. Ha sido un lujo ir cruzándome con ellos todos estos años y ver su evolución, tanto personal como artística. Los vi en su despedida en Madrid hace unos meses, se me escapó alguna lagrima, y no era la primera que soltaba con ellos. Les echaré de menos.

(Enric Alepuz, Tórtel/Gener) Creo que Standstill ha sido una de las mejores bandas españolas y con uno de los mejores directos. He disfrutado muchísimo con ellos. Para los que les seguimos es una pena, pero si es lo que necesitan me parece bien dejarlo como está. Lo prefiero a un final de “Lost”. Estoy seguro de que sus miembros van a empezar proyectos interesantísimos.

(Santi Balmes, Love Of Lesbian) Abanderados de su propia lucha. Admirables por su compromiso con ellos mismos. En constante búsqueda. Se les va a echar de menos, sin duda. Eran un rompehielos.

(Dani Vega, Mishima) Pues que son un grupazo con ambiciones demasiado grandes para este país.

(Víctor García, Dulce Pájara de Juventud) Uno de los grupos nacionales que más me han inlfuenciado.

(Dan Foz, Raydibaum) Me parecen una referencia básica para entender el indie nacional de los últimos quince años, especialmente lo que estaba pasando en Catalunya durante esos años.

(Jess Senra, Sidonie) Pues tengo una opinión buenísima de ellos, ya que son un grandísimo grupo y unos grandísimos amigos. Recuerdo un festival que se hacía en Madrid que se llamaba Metrorock, y ellos tocaban antes de nosotros, esa fue la primera vez que les vi y desde ese día no dejé de escucharlos.

(Jordi Llansamà, B-Core) Pues mi opinión no puede ser objetiva; es totalmente subjetiva. Es una banda que ha estado en el sello y a la que le tengo cariño. Se escapa de la relación comercial y está muy ligada a una relación personal y emocional. Mi opinión es muy buena.

(David Cordero, Úrsula) Siempre me han parecido buenisimos, en todas sus epocas. Un banda muy profesional y con un directo acojonante. Todos mis respetos.

(Ferran Palau) Opino que durante algunos años tuvieron uno de los mejores directos que he visto nunca y su repertorio es absolutamente memorable.

(David González, Berri Txarrak/Cobra) Hace poco estuve en su último concierto en Bilbo (Kafe Antzokia) y sin quererlo me saltó la lagrimilla… Aún recuerdo la primera vez que les vi en directo con “The Ionic Spell”. La energía que transmitían sobre el escenario me dejó roto. Siempre han sido un referente para mí. Una banda que ha hecho lo que le ha apetecido sin rendir cuentas a nadie con la suficiente valentía como para, seguramente, pagar las injustas consecuencias muchas veces… Su documental “10 años y una zanahoria” me pareció un ejercicio de sinceridad y honestidad brutal.

(David Ruiz, La M.O.D.A.) Una banda original, que siempre ha tomado riesgos anteponiendo lo ‘artístico’ a lo demás.

(Jorge Martí, La Habitación Roja) Me parece una pena que lo dejen, puesto que han sido uno de los mejores grupos que ha surgido en España en los últimos veinte años. Un grupo muy influyente que ha dejado huella a muchas bandas, algunas de las cuales, paradójicamente, han tenido más éxito comercial que ellos mismos, lo cual no deja de llamar la atención.

(Esteban Ruiz, I Am Dive) Respeto mucho su trayectoria. Creo que una de las cosas que hemos perdido en algún momento en los últimos años -y creo que en general, no sólo en la música- es el respeto por la constancia y por la paciencia. Ellos han trabajado muy duro durante muchos años. Se merecen todo lo bueno que les ha pasado.

(Louise Sansom, Anímic) Para mí son un ejemplo de lo que es la evolución artística verdadera. Te pueden gustar o no gustar los diferentes pasos musicales que han dado a lo largo del tiempo, pero nunca se han estancado, siempre han buscado crecer artísticamente y para mí eso es digno de admiración.

(Mikel Izal, Izal) Siempre he hablado de ellos como uno de los grupos que más me han influido a la hora de escribir, sobre todo en los primeros pasitos con Izal. Nos da mucha pena sinceramente, y esperamos que sea un “hasta luego”. Igualmente, cada persona debe buscar la forma de ser lo más feliz posible y les deseamos que así sea, por mucho que nos disguste su separación. Tienen derecho a elegir sus propios caminos.

(Ari Arjonilla, Hola A Todo El Mundo) Standstill es un ejemplo de obstinación, en el mejor sentido de la palabra. Y no me refiero a la constancia, a llevar muchos años. Si no a que su música y su trayectoria está llena de sentido. Es algo honesto y sincero. Me da la impresión de que han hecho lo que les ha dado la gana, sin distraerse, ni mirar a otros sitios mas pervertidos. Para mí son un buen ejemplo de lo que debe ser un grupo de música.

(Eñaut Gaztañaga, Grises) Es un grupo muy interesante que ha influido a multitud de músicos y que ha aportado algo especial y diferente al panorama musical que nos rodea.

(Pau Vallvé) ¡Han sido una de las bandas de referencia de Barcelona! Han hecho cosas increibles y fue realmente un honor formar parte del proyecto durante el Adelante Bonaparte Ensemble. ¡Una pena que lo dejen!

(Juan Aguirre, Amaral) Creemos que son una banda excelente, con un sonido particular y una identidad muy fuerte, además son excelentes músicos.

(Pablo Campesino, Autumn Comets) Más allá de todo lo obvio (y merecido) que podría decirse respecto a lo que han significado para decenas de grupos a la hora de entender tanto la música como la manera de llevarla al directo, para nosotros Standstill están ligados a un concierto: el del 1 de abril de 2011 en el que abrimos para ellos en el Palau de la Música de Barcelona. Con apenas tres años de vida de grupo no fue fácil para nuestro temblor de piernas plantarse allí. Lo hicieron fácil y aún se nos ponen los pelos de punta al recordar aquello.

(Pau Roca, La Habitación Roja/Lost Tapes) Son un grupo con una trayectoria muy personal y por lo tanto muy respetables. Además, tengo bastante aprecio por alguno de sus componentes. Siempre pienso que es una pena separarse.

(Edi Pou, Za!) Es un grupo valiente y convencido. Valiente porque se han atrevido a cambiar en cada disco, porque nunca se han acomodado, porque han pensado en otras formas de hacer conciertos y de sacar discos. Convencido porque siempre me han transmitido esta sensación de estar seguros de lo que hacían, de tener fe ciega en su proyecto.

(Myriam, The Bright) Standstill es de esos grupos que merecerían un capítulo aparte, un lugar ajeno al resto si estuviésemos hablando de la música de nuestro país. Sus discos son como una historia, una novela que necesitas ir desmenuzando de principio a fin.

(Asier Goicoechea, Señores) Standstill han sido uno de los mejores grupos no solamente de España, si no a nivel internacional, un referente y siempre han apostado por ser valientes y no estancarse en un estilo. Hacen despertar emociones muy especiales.

(Gonzalo Eizaga, McEnroe) Es un grupo que me gusta y respeto mucho. Admiro su forma de entender la música y de cuidar los detalles en todo lo que hacen. Nunca se han conformado con hacer discos y tocar canciones en directo, siempre han ofrecido experiencias más allá de su propia música.

(Sete, Sound Of Silence) Personalmente considero a Standstill una banda referencia. Crecieron desde abajo, recorrieron un montón de carreteras y locales pequeños antes de estar dónde están y lo más importante, han sabido evolucionar a partir de su propio sonido.

(Eneko, Mobydick) Para mí Standstill ante todo es un ejemplo. Un ejemplo de cómo crear música, desde el inicial boceto mental hasta la puesta en escena final en vivo. Un ejemplo de elegancia, de trabajo y de buen hacer. Verdaderos pioneros e incansables currantes. Espero que les vaya bien en sus andanzas por separado.

¿Te gustaron al principio durante su etapa hardcore, te han gustado más durante sus últimos tiempos?

(Pau Roca, La Habitación Roja/Lost Tapes) Me impresionaron mucho las dos primeras veces que les vi con “The Ionic Spell” y luego cuando tocamos una vez con ellos en su gira de “Memories Collector” en un festival por el sur. Aunque puede que fueran más personales durante su última etapa.

(Edi Pou, Za!) La época en que intentaba no perderme ningún concierto de Standstill fue entre “The Ionic Spell” y “Memories Collector”. Fueron los años en que tocaban exactamente lo que quería escuchar en ese momento, íbamos a la par. Luego les perdí un poco la pista, y luego hemos coincidido compartiendo escenario o gira, y he podido comprobar que sus directos siguen siendo espectaculares.

(Pau Vallvé) Yo soy de los del “Vivalaguerra”. Ese disco me flipó mucho en su momento, era en plan: ¿Cómo? ¿Esta gente es de mi ciudad?

(Dani Vega, Mishima) Les descubrí con “Vivalaguerra”, como la mayoría del gran público.

(Jordi Llansamà, B-Core) Aquí barro para casa, prefiero su etapa con nosotros y su primer paso hacia la autoedición. Sus otros discos los considero interesantes, pero se mueven en terrenos menos viscerales para mi gusto.

(David Cordero, Úrsula) Me gustan todas las epocas, pero es cierto que los escuché mas a partir de “Vivalaguerra”. Ese disco me llamó más la atención por la producción, los arreglos… Se notaba que era un disco muy trabajado y disfrutado… Brutal.

(Enric Alepuz, Tórtel/Gener) Me gustaron más durante la etapa de transición de su época hardcore a la más relajada y en castellano. “Standstill” y “Vivalaguerra” son mis preferidos y son los que hicieron que los posicionara entre mis bandas españolas favoritas.

(Rj Sinclair, Tokyo Sex Destruction) Empezaron como banda antes que yo. Mi vivencia más personal y más cercana fue durante los principios. Compartimos conciertos tanto en la península como en giras europeas. Supongo que tengo más arraigo a aquella época, como ya te digo por lo personal.

(Marc Gili, Dorian) A mí me gustaban los Standstill de “The Ionic Spell” y “Memories Collector”, y esos conciertos locos llenos de rabia y energía juveniles en los que todo el mundo saltaba por los aires, pero creo que donde verdaderamente han desarrollado una carrera y un sonido personal es en su etapa en español, mucho más madura y compleja. Por música y concepto de álbum me quedo sin duda con “Adelante Bonaparte”.

(Jess Senra, Sidonie) Me gustan ambas épocas, las dos son buenísimas e interesantes.

(Ferran Palau) Para mí su mejor etapa fue la de “Standstill” y “Vivala guerra”. Creo que en esa época consiguieron el punto perfecto entre el hardcore del principio y el rollo más conceptual del final.

(Mikel, Izal) Somos más de sus últimos tiempos, van más con nuestros gustos actuales. Hay canciones de la última época que son pura emoción, seguramente las de su etapa hardcore estaban también repletas de emociones, pero a nosotros nos llegan más fácilmente usando el sonido que les caracterizaba en los últimos trabajos.

(David González, Berri Txarrak/Cobra) Les perdí un poco la pista en su última etapa, básicamente a partir de “Vivalaguerra”. Desde el respeto máximo, tengo la sensación de que sus últimos discos fueron perdiendo forma de banda… Tampoco creo que eso sea malo, pero me enganchaban más al principio, sobre todo con “Memories Collector” y “Standstill”. Esa creo que fue su mejor época.

(Juan Aguirre, Amaral) Yo no hago demasiadas diferencias entre ambas etapas. Para mí mantienen una constante en su trayectoria con un sentido de la melodía y de la energía muy personales. El grado de distorsión, el idioma o la velocidad con que se interpreta una canción son importantes, pero más importante aún es la esencia de las canciones y eso es algo que ellos mantienen.

(Víctor García, Dulce Pájara de Juventud) Los primeros Standstill; sobre todo los del “Memories Collector”.

(Dan Foz, Raydibaum) Para mí la trayectoria de Standstill es el ascenso y descenso a “Vivalaguerra”. Los principios apuntan maneras y el final es como un eco de lo que llegó a ser ese disco; la piedra angular de su discografía y equilibrio de fuerzas entre sus creadores.

(Gonzalo Eizaga, McEnroe) Les conocí con “The Ionic Spell”, y les pude ver por primera vez en 2002 en la presentación que hicieron en Bilbao de su siguiente disco “Memories Collector”. Entonces escuchaba mucho hardcore. Cuando sacaron su primer disco en castellano me descolocaron un poco, y dejé de seguirles, pero cuando publicaron “Vivalaguerra” volví a retomarles y desde entonces no he dejado de escuchar sus discos.

(Louise Sansom/Anímic) Soy del intermedio, pero los conciertos que más me han emocionado por su energía y desgarre son de la etapa hardcore seguro.

(Esteban Ruiz, I Am Dive) Personalmente he ido perdiendo conexión con su música a lo largo de los últimos años. Su cambio al castellano marcó un punto de inflexión en ese distanciamiento y, aunque “Standstill” me parece un disco soberbio, desde ese momento empecé a sentir que su música era cada vez menos significativa para mí. Aún en ese caso, canciones como “1,2,3 Sol” siguen pareciéndome cimas de su producción musical.

(Myriam, The Bright) Tengo conocimiento de Standstill por sus últimos discos, la verdad. Aunque he escuchado toda su discografía, me quedo con los últimos trabajos de la banda.

(Ari Arjonilla, Hola A Todo El Mundo) Cuando algunos de nosotros tocábamos en Staygold, Ponyboy coincidimos muchas veces con ellos, allá por los noventa. Tocamos juntos en okupas, en bares o donde se pudiera. Siempre me pareció de lo mejor de la escena hardcore de esos años. Su evolución fue valiente y muy acertada. Me quedo con esa capacidad de evolucionar desde un sitio tan hermético como a veces puede ser el hardcore.

(Jorge Martí, La Habitación Roja) Me gustaban mucho al principio. De la época en castellano me gustan más sus primeros discos. Los últimos no los tengo tan controlados, por lo que tampoco puedo opinar sobre ellos con fundamento. Pero es un grupo que siempre me ha parecido interesante y que respeto mucho.

(Pablo Campesino, Autumn Comets) Son dos grupos diferentes, practicamente. Es curioso, si hubiera conocido ahora su primera etapa, tal vez habrían pasado al cajón de cosas ya vistas. Y si hubiera conocido hace años su etapa actual, probablemente no me habrían interesado. Supongo que me he encontrado con el timing perfecto para poder disfrutar el recorrido.

(Sete, Sound Of Silence) Tengo que reconocer que yo soy más de su época más cañera, desde “The Tide” al “The Ionic Spell”… en el “Memories Collector” ya se veía por dónde iban a ir los tiros de sus siguientes discos.

(Jorge Fuertes, We Are Standard) Les he seguido desde sus inicios. Somos de la misma generación y he disfrutado todas sus etapas. Es uno de esos casos en los que yo, como público, he ido evolucionando a la par que el grupo. Los dos discos que más he escuchado de ellos han sido “Standstill”, el primero en castellano, y “Vivalaguerra”, donde aparecen ya todas las características que les han acompañado hasta su despedida. En esos dos discos creo que están los Standstill que más disfruto y con los que más empatizo emocionalmente.

(Eñaut Gaztañaga, Grises) No les seguía mucho en esa época, la verdad; pero me acuerdo que mis compañeros de clase de Bellas Artes flipaban con ellos. Yo les he seguido más a partir de “Vivalaguerra” y creo que no les vi en directo hasta el 2009 o 2010. Desde entonces les he visto unas cuantas veces y siempre me han gustado mucho sus directos.

Santi Balmes (Love Of Lesbian) Personalmente me quedé anonadado la primera vez que compartimos un festival con ellos, en la sala Apolo. Ya en las pruebas de sonido me dio la impresión de estar viendo un grupo extranjero. Se les notaba que mientras el resto de bandas hacían diez conciertos al año, ellos en su circuito hardcore lo quintuplicaban. Eran oleadas de electricidad y rabia.

(David Ruiz, La M.O.D.A.) La verdad es que me empezaron a llamar la atención a partir del cambio al castellano.

(Eneko, Mobydick) Les descubrí con su primer trabajo en castellano, y más tarde me adentré en su etapa anglosajona, pero me gustan ambas etapas por igual. Creo que el cambio de idioma marcó también una especie de punto de inflexión musical, aunque para mí pasaron de algo bueno a otra cosa igualmente buena. De hecho, los dos últimos trabajos en inglés son de los que más me gustan de toda su discografía, especialmente “Memories Collector”.

(Asier Goicoechea, Señores) Me han gustado siempre. Se puede decir que me he hecho mayor a la vez que ellos, y que con mayor o menor intensidad les he seguido siempre. Puede el disco suyo que más me gusta en su conjunto sea “Standstill”, el primero que hicieron en castellano.

(Continúa en Parte 2)